La falta de lluvias hará que el precio de la trufa se dispare esta temporada

Las principales zonas truferas de España y Francia han registrado muy pocas lluvias en los últimos meses y en el caso de España hemos sido testigos de uno de los veranos más calurosos. Estas condiciones climatológicas no son buenas tanto para la recolección de trufas como de setas y los truficultores vislumbran ya que será una temporada con una producción menor de trufa negra, tuber melanosporum, y por tanto, el precio subirá. Ya fue así la temporada pasada.

De hecho, en España ha sido el tercer verano más cálido y el segundo más seco de los últimos 51 años, según los datos que acaba de publicar la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Las precipitaciones se han reducido en un 49% durante estos tres meses de verano. Así que los productores que hayan regado adecuadamente tendrán con toda seguridad un mejor resultado, según nos confirman desde la Comunidad de Regantes de Sarrión.

Truficultor de Sorges. Fuente Radio France - Caroline Pomes
Truficultor de Sorges. Fuente Radio France – Caroline Pomes

La primavera ha sido fría con una temperatura media de 13,1 grados, según la Aemet, 0,5 grados por debajo de lo habitual para la estación. Sin embargo, aunque en primavera ha llovido un 34% más que la media de los últimos años, de hecho ha sido el tercer año con más lluvias primaverales de lo que llevamos del siglo XXI, el verano ha sido muy seco y la truficultura no se conforma con las escasas precipitaciones del mes de septiembre.

Hace unos días los medios locales del departamento francés de la Dordoña-Perigord que es uno de los principales focos de truficultura del mundo publicaban la alarma de los truficultores de la zona e incluso cifraban en el 90% las pérdidas de la cosecha que se estima debido a esta falta de lluvia en sus tierras.

“A ce rythme-là, elles vont coûter minimum 800 euros le kilo, et ça c’est si j’en ai”, “A este paso, van a costar como mínimo 800 euros por kilo, y eso si tengo!”, afirma uno de los truficultores de la localidad de Sorges.

La truficultura necesita más humedad durante el verano para poder desarrollarse adecuadamente y la tierra está sin embargo muy seca. Así que habrá que esperar a finales de noviembre o diciembre para ver cómo se desarrolla la campaña.

Más información:

Diario de Teruel

France Bleu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *